Tiempos de cambio en Pimco, hasta ahora el mejor y más fiable gestor de renta fija del mundo

 

Bill Gross y Mohamed El-Erian, artífices del éxito de Pimco como primer gestor de renta fija del mundo

Bill Gross y Mohamed El-Erian, artífices del éxito de Pimco como primer gestor de renta fija del mundo

Pimco, la mayor gestora de renta fija del mundo, está en crisis. En los últimos 13 meses su fondo estrella, Total Return, se vio obligado a reembolsar 60.000 millones de dólares, de los 200.000 millones que gestionaba. El motivo no es sólo  el tapering, retirada de estímulos, ejecutado por el expresidente de la Reserva Federal Ben Bernanke de mayo de 2013 sino una disputa entre el fundador del compañía en 1971, Bill Gross (69 años), encargado de la gestión y Mohamed El Erian (55) –de origen egipcio y que provenían del FMI-, encargado de las relación con el cliente y portavoz de la compañía y que se incorporó a la gestora en 1999, el mismo año en que Allianz, la mayor aseguradora de Europa, se hizo con el 70% de su capital por un valor de 3.300 millones de euros.

Esta situación no pasaría de ser una de tantas disputas en el sector financiero si no fuera porque Pimco tiene activos bajo gestión por valor de 1,94 billones de dólares (1,43 billones de euros) la que la convierte en uno de los principales acreedores privados de la deuda pública emitida por muchos países y porque el tándem directivo ha influido el mercado durante los últimos quince años hasta el extremo de acuñar expresiones como “Nueva Normalidad” mediante la cual definían un nuevo contexto económico caracterizado por un crecimiento bajo, más regulación y mayor protagonismo de las economías de países emergentes. Un concepto que fue ampliamente aceptado por los distintos círculos académicos y financieros de una gestora que durante los últimos tres lustros había apostado por la diversificación a través de la renta variable, los fondos cotizados o los hedge funds conscientes de que llegarían momentos más complicados para la renta fija.

El Wall Street Journal ha sido el medio que mejor ha seguido el disputa interna de Pimco que arrancó con un comunicado de El Erian el pasado enero anunciando su marcha arguyendo discrepancias con Gross en estrategias de inversión y la puesta en el mercado de nuevos productos, así como un cuestionamiento de las formas “dictatoriales” de éste a la hora de dirigir la gestora. A la renuncia y a los motivos, Gross respondió lacónicamente vía twitter señalando que “el compromiso de Pimco se mantiene firme, baterías cargadas al 110%. Estoy listo para otros 40 años”

Sabiendo cómo de miedoso es el dinero y que corrieron tiempos mejores para la renta fija, faltará ver cómo encajará Pimco este nuevo escenario. Su trayectoria es impecable y Bill Gross sigue batiendo al 96% de sus rivales a largo plazo, 15 años, pero durante 2013 Total Refund Found, lo hizo peor que el 74% de sus rivales directos, lo que tuvo una incidencia directa una caída del 29% en el beneficio del área de gestión de activos de Allianz. La última palabra tal vez la tome Michael Diekmann, consejero delegado del grupo asegurador alemán que ya tuvo que encajar las críticas de algunos propietarios tanto por los malos resultados como por la clara disputa mediática entre los otrora bien avenidos máximos responsables de Pimco.