La CNMC pide un mayor control sobre los lobbies

image

El presidente de la CNMC, José María Marín Quemada,  quiere una mayor luz sobre la legislación que afecta a los grupos de presión

El presidente de la Comisión Nacional de los Mercados y de la Competencia (CNMC), José María Marín Quemada, abogó ayer por “una regulación más extensa” de los grupos de presión, los denominados lobbies, para que actúen con mayor transparencia. Para leer su discurso clique aquí

Durante una jornadas organizadas por la Apie en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP), Marín Quemada explicó que en muchos casos la actividad “legítima de estos lobbies se confunde a menudo con la de las organizaciones empresariales, con lo que con mayor regulación se lograría aflorar todas sus características y ponerlas en conocimiento de la sociedad”. En su opinión “extender la normativa ayudaría a todos, también a los propios lobbies”. No obstante, matizó que la regulación debería ser “la necesaria y proporcional a cada uno de los sectores”. Por otro lado, la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) considera una buena noticia el proceso abierto por el Consejo de Ministros el pasado 13 de junio al lanzar la apertura del tráfico de viajeros por ferrocarril por el corredor de Levante.

Aunque desde el supervisor se aboga porque la liberalización, de la que discrepan algunos empresarios,  sea lo más amplia posible, valoran el paso dado desde el Ministerio de Fomento, ya que, al tratarse de una industria de red, se requiere prudencia en la toma de decisiones que afectan a la regulación y a la competencia. Fuentes próximas a la CNMC subrayan que el Gobierno aún no ha solicitado un dictamen sobre el modelo elegido para romper el monopolio de Renfe, pero subrayan que en España existen precedentes sobre la liberalización de industrias de red como, por ejemplo, el sector de las telecomunicaciones, comercio electrónico y el de la energía, entre otros. En su opinión, la liberalización en estos sectores se han traducido en beneficio para el ciudadano con más oferta y precios más asequibles. La posición de la CNMC va en línea con los argumentos empleados por la Comisión Europea para quien la competencia en el ferrocarril de viajeros es una forma de reducir costes de los billetes y mejorar la calidad del servicio. La regulación va a la zaga. De acuerdo a un estudio de Burson-Marsteller y Cariotipo MH5, en España el 46% de los políticos encuestados denuncia que la falta de transparencia es el aspecto más negativo de la actividad de lobby. Asimismo, el 93% opina que el lobby no está suficientemente regulado y el 34% veía útil hacer un registro obligatorio.

Anuncios

….mientras Romney pierde 847 amigos de facebook a la hora

La derrota es huérfana, Romney pierde más de 800 seguidores de FB a la hora

Al parecer los amigos en Facebook del republicano Mitt Romney no lo eran de verdad, porque en tres días después a su derrota frente a Barack Obama por la presidencia de los Estados Unidos, su página en esta red social ha tenido más de 50.000 abandonos, o «unlikes» ( no me gusta) de los usuarios.

Según reseña el portal de noticias tenológicas, Mashable, tanto Romney como Obama ganaron muchos seguidores en Twitter y Facebook en la noche del martes de las elecciones. Pero quien más ganó fue Obama según las cuentas presentadas por «San Francisco Chronicle», ya que el demócrata reelecto tuvo cinco veces más seguidores en ambas redes que el republicano.

Sin embargo, parte de lo que había ganado Romney en este tiempo, lo fue perdiendo una vez dados los resultados electorales, y con mucha rapidez. Mashable señala que desde el martes, más de 55.025 usuarios han dado «unlike» a una velocidad de aproximadamente 847 por hora. Todo no es tan malo, en realidad, Romney ha ganado en total, entre nuevos y desilusionados, cerca de 17.601 seguidores desde que perdió las elecciones. Aunque Mashable atribuye este fenómeno —muy extraño— a cuentas robots «bot» y no a cuentas reales, de humanos verdaders, ya que Romney no ha «tuiteado» nada desde el día de las elecciones.

«Con su ayuda vamos a convertir un mejor país y conseguir que a América retorne la properidad. Por favor, vote hoy», este fue su último tuit. Expetos han calculado, gracias al portal statuspeople.com, que de 1.776.751 de seguidores que el republicano tiene en Twitter, solo el 42% son reales, 24% son falsos, y un 34% son de usuarios inactivos.

Romney, por su parte ha estado más activo en Facebook desde su derrota, aunque de manera muy pobre. Ha actualizado la página dos veces, con una foto suya frente a la multitud titulada «Gracias» y una foto superior y similar con su firma.

Obama lanza el tuit más retuiteado de la historia…

Este es, de momento el tuit más retuiteado, de la historia

Barack Obama fue reelegido como presidente de los Estados Unidos. Los ciudadanos estadounidenses han votado por el demócrata para que ocupe la Casa Blanca hasta 2016 y Obama ha elegido la red de microblog Twitter para celebrarlo no solo con los estadounidenses sino también con todo el mundo.

Así, el ‘tuit’ en el que el propio Obama proclama su victoria se ha convertido en el más ‘retuiteado’ de la historia. Con el mensaje “Four more years” (Cuatro años más) y una foto abrazado a su mujer, Michelle Obama, ha celebrado su reelección.

Este ‘tuit’ ha conseguido, hasta las 09:00 horas en España, más de 498.000 ‘retuits’. Obama se dirigía a sus seguidores en Twitter con este mensaje antes de subir al escenario y dirigirse a los estadounidenses. Además de este ‘tuit’ récord en la historia los mensajes sobre el denominado Election Day 2012 en general han conseguido, según recoge Twitter en su blog oficial, 31 millones de ‘tuits’.

Al mismo tiempo que los resultados de las elecciones fueron anunciados por los medios de comunicación, las conversaciones en Twitter sobre el tema subieron, alcanzando un pico de 327.452 ‘tuits’ por minuto. A parte del ‘tuit’ récord, en su cuenta de Twitter, Obama también ha asegurado: “Estamos todos juntos en esto. Así es como hacemos campaña, y eso es lo que somos. Gracias. BO”.

Rio+20, mejor de lo esperado

Rio+20 no es el final de etapa, sino el punto de partida para avanzar en la sostenibilidad de la humanidad.

La referencia a la “Cumbre de la Tierra” de Río de Janeiro de 1992 marcó el desarrollo de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Desarrollo Sostenible, o Rio+20, celebrada recientemente en la ciudad carioca. Con cincuenta mil participantes inscritos, entre delegados y representantes de organizaciones acreditadas, más las aportaciones on-line de miles de ciudadanos y la presencia de muchos jefes de  Estado, Rio+20 será sin duda una de las reuniones sobre el futuro del planeta más importantes del primer cuarto del siglo XXI.

Toda esta participación social, empresarial y gubernamental se repartió en diferentes reuniones. Se organizaron más 500 ‘side events’ gubernamentales; ‘Major Groups’; organizaciones de las Naciones Unidas y otras internacionales. El Network of Regional Governments for Sustainable Development reforzó el papel de las regiones. Los Diálogos para el Desarrollo Sostenible, una iniciativa del Gobierno de Brasil,  permitieron debates y votaciones presenciales y on-line, llevando algunas recomendaciones a las reuniones decisorias. En dichos Diálogos se insistió en añadir la cultura a los tres pilares básicos del desarrollo sostenible, así como en la importancia de la educación.

Rio+20 admite valoraciones contrapuestas como ha quedado de manifiesto en las propias declaraciones de sus actores principales. Sin tiempo para la reflexión diversos grupos y medios de comunicación se han apresurado a hablar de fracaso o de enorme decepción. Sin embargo, Rio+20 ha supuesto ante todo un momento de reflexión profunda sobre el futuro de la humanidad, por el nivel de las intervenciones, entre ellas la de G.H.Brundtland o la del premio Nobel de la Paz M.Yunus, al margen de los protocolarios discursos de los representantes de los Estados. El documento final, con el título de ‘El futuro que queremos’, reúne, en 283 párrafos, principios, propuestas y metas que, aun siendo algunas de mínimos, asumiríamos como positivas para el futuro del planeta. Es cierto que falta concreción en la implementación de las medidas para alcanzar los objetivos planteados, pero Rio+20, como recordó el secretario general de las Naciones Unidas, no es el final de etapa, sino el punto de partida para avanzar en la sostenibilidad de la humanidad.

El Tesoro coloca casi 2.500 millones a un interés hasta un 50% superior

E. La deuda a cinco años ha tenido que desembolsar un tipo medio del 5,109%

El momento de mercado no podía ser más adverso después de que la víspera la prima de riesgo de España escalara por encima de los 500 puntos básicos. El Tesoro, pese a todo, ha logrado emitir hoy el máximo previsto a costa de pagar más por la financiación. La peor noticia es que para la deuda a cinco años ha tenido que desembolsar un tipo medio del 5,109%. En el resto de referencias los costes medios estuvieron en el 4,37% y el 4,876%. La tensión en el mercado, pese a relajarse algo respecto al martes, seguía siendo elevada hoy minutos antes de la subasta, lo que auguraba un encarecimiento de los costes de financiación en línea con los precios del secundario, algo que finalmente se confirmó. La prima de riesgo rondaba los 486 puntos y la Bolsa se mantenía plana pero entorno seguía siendo muy adverso para emitir deuda. Pese a todo, el Estado volvió a demostrar que a un precio sigue existiendo interés por la deuda española.

En concreto, el Tesoro logró emitir 2.493 millones de euros, el máximo que se había fijado como objetivo pues aspiraba a captar entre 1.500 y 2.500 millones de euros. La horquilla, eso sí, era una de las más bajas del año, lo que daba al Tesoro cierto margen, pero la respuesta del mercado fue buena y en total la demanda superó en 2,95 veces a la oferta. En total recibió peticiones por 7.365 millones. Una buena señal El principal inconveniente, como era de esperar, fueron los cosotes. El Tesoro emitió 372 millones de euros en obligaciones con vencimiento en enero de 2015 para los que pagó un tipo medio del 4,375% frente al 2,89% de una emisión similar de abril. El marginal aumentó al 4,421% desde el 2,96%. Una referencia que recibió una demanda de 4,47 veces la oferta. A su vez colocó otros 1.024 millones con vencimiento en julio de 2015 para los que pagó un tipo medio del 4,876% respecto al 4,037% que pagó en la última emisión de mayo. El marginal en este caso se encareció hasta el 4,917% desde el 4,069%. Referencia que tuvo un ratio de cobertura de 3,01 veces.

El principal encarecimiento se lo llevó la subasta a más plazo. En concreto, la referencia con vencimiento en abril de 2016, colocación con la que captó 1.100 millones a un tipo medio del 5,109%, muy superior al 3,374% que pagó en la última subasta a este plazo en marzo. El marginal subió al 5,13% desde el 3,428%. La demanda en esta referencia superó en 2,38 veces la oferta. El resultado de hoy resulta similar al vivido en las últimas emisiones. El Tesoro celebró el pasado lunes una colocación de deuda en la que tuvo que pagar por las letras a doce y dieciocho meses el interés más alto desde diciembre, aunque logró captar 2.903 millones de euros, prácticamente el máximo previsto (3.000 millones). Ese día, la demanda de las entidades superó los 6.300 millones de euros.

La mitad de los españoles quiere que el Estado asuma competencias autonomicas

En la actual situación, el 58,5% de los españoles es partidario de reforzar el poder del Gobierno centra

La mayoría de los españoles está a a favor de que se centralicen algunos servicios autonómicos Según la encuesta de la Fundación que preside Carlos Ocaña, ex secretario de Estado de Hacienda del antiguo Gobierno socialista, el 21,4% de los españoles querría un estado centralizado (con un único gobierno central sin autonomías).

Además, un 26,2% de los españoles querría un Estado en el que las comunidades tengan menos competencias que en la actualidad. Es decir, cerca de la mitad de los españoles está a favor de menguar la España de las 17 autonomías, que genera más de un quebradero de cabeza a las empresas por la falta de unidad de mercado, como denunciaron el martes al Gobierno las multinacionales afincadas en España.

En la actual situación, el 58,5% de los españoles es partidario de reforzar el poder del Gobierno central. Sólo un 32,8% quiere reforzar el rol de las autonomías. Más de la mitad de los españoles observa descoordinación entre las diferentes comunidades. No obstante, también hay partidarios de dejar el Estado de las autonomías inalterable.

De hecho, el 21,5% de los encuestados estaría dispuesto a mantener el statu quo y un 13,7% opina que las comunidades debería tener más competencias. El 13,8% es partidario de un Estado que deje a las comunidades convertirse, si quieren, en Estados independientes (un porcentaje que asciende al 40% entre los ciudadanos vascos y catalanes). Esto no significa, en ningún caso, que los catalanes y los vascos quieran independizarse. El 87% está de acuerdo con que debe mantenerse unida para garantizar la igualdad entre ciudadanos y la solidaridad entre regiones, un porcentaje que también es mayoritario en País Vasco (58,2%) y Cataluña (74,3%).

Los españoles también son muy críticos con la falta de transparencia del sistema autonómico. Sólo el 9% cree que el actual sistema de financiación regional, impulsado por la exvicepresidenta económica Elena Salgado, es esquitativo. Los ciudadanos también son reacios, de entrada, a las políticas de inmersión linguisticas en catalán y euskera. Prefieren modelos educativos en el que se combinen el castellano con la lengua propia.

COP17 de Durban, Mandela tenía razón

La refundación de la Unión Europea, y su obligado trato mediático, ha dejado en un segundo plano a la Conferencia de las Partes (COP) de Naciones Unidas sobre Cambio Climático (UNFCCC) celebrada en Durban. Tal vez esa “poca atención” ha sido clave para señalar que en Durban se han producido importantes avances en las negociaciones internacionales para alcanzar una acuerdo vinculante y a largo plazo para la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero (GEI).

Christiana Figueres, Secretaria Ejecutiva de la Convención Marco de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC) y la Ministra de Medioambiente Sudafricana y Presidenta de la COP17, Maite Nkoana-Mashabane durante la cumbre.

Seis son las principales consecuencias del encuentro sudafricano. La primera es el establecimiento de un proceso formal, conocido ya como Plataforma de Durban, para la adopción de un marco legal antes de 2015 y aplicable a todos los países en 2020. Un proceso formal firmado por los 194 países de la convención, algo que no se había dado hasta ahora y que es ambicioso en sus objetivos. Ambicioso porque incluye un programa centrado en identificar y explorar nuevas opciones para cerrar la brecha entre los compromisos de la reducción de emisiones de los distintos países con la vista puesta 2020 y también el objetivo de mantener el aumento de la temperatura por debajo de los 2ºC.

Una segunda consecuencia de lo negociado en Durban es la continuación del Protocolo de Kyoto a través de un segundo periodo de compromiso, rubricado por 35 países industrializados. Estos deberán reducir sus emisiones de GEI entre un 25% y un 40% antes de 2020 y comunicar sus objetivos de reducción o la limitación cuantificada de sus emisiones antes de mayo de 2012.

Una  tercera consecuencia positiva de Durban es la puesta en marcha inmediata del Fondo Verde Climático. Un ente con estructura propia que será el canal para ayudar a los países en desarrollo y que contará, a partir de 2020, de fondos públicos y privados por valor de 100.000 millones de dólares. Y junto a esta, una cuarta medida es la creación de nuevas reglas sobre gestión forestal.

La quinta medida destacable de Durban tiene que ver con los importantes avances en el seguimiento y transparencia de las Acciones de Mitigación del Cambio Climático tanto de países desarrollados como en vías de desarrollo y, por último, la sexta supone la puesta en marcha efectiva del Mecanismo Tecnológico y del Comité de Adaptación que estarán en funcionamiento en 2012.

Nelson Mandela dijo una vez: ”Lo imposible, siempre parece imposible hasta que se consigue”, y creo que esta frase también define el trabajo realizado en Sudáfrica estas últimas semanas. Sin mucho eco mediático, parece que los 194 países asistentes empiezan a moverse en la misma dirección.