¿Será 2015 el año de la Bol­sa….pese al petróleo?

Los ti­pos ca­si a ce­ro em­pu­jan ha­cia la ren­ta va­ria­ble, en un en­torno vo­lá­til mar­ca­do por la caí­da del cru­do, los ban­cos cen­tra­les y las ci­tas elec­to­ra­les El BCE sal­drá a es­ce­na el 22 de enero

La rec­ta fi­nal de 2014 ha des­ba­ra­ta­do to­das las pre­vi­sio­nes que ha­bían avan­za­do los ana­lis­tas al ini­cio del ejer­ci­cio. La reali­dad re­sul­ta im­pre­vi­si­ble y a co­mien­zos del pa­sa­do año na­da ha­cía pre­sa­giar un de­rrum­be del pre­cio del pe­tró­leo tan con­tun­den­te co­mo el re­gis­tra­do en los dos úl­ti­mos me­ses de 2014. El nue­vo año arran­ca aho­ra ba­jo el nue­vo es­ce­na­rio que im­po­ne un cru­do en mí­ni­mos de ha­ce cin­co años, que sin du­da ac­tua­rá co­mo un cla­ro es­tí­mu­lo pa­ra el cre­ci­mien­to –al me­nos en los paí­ses im­por­ta­do­res de es­ta ma­te­ria pri­ma– pe­ro que es re­fle­jo tam­bién de una me­nor de­man­da en una eco­no­mía glo­bal que no ter­mi­na de arran­car. Las con­se­cuen­cias de un pre­cio del pe­tró­leo que aho­ra ron­da los 60 dó­la­res el ba­rril, ca­si el 50% me­nos del pre­cio al que co­ti­za­ba ha­ce seis me­ses, se­rán la gran va­ria­ble que mar­ca­rá el pre­sen­te ejer­ci­cio, en el que los fac­to­res geo­po­lí­ti­cos pro­me­ten te­ner ma­yor pe­so que en 2014.

Las pre­vi­sio­nes de mer­ca­do pa­ra 2015 to­man por tan­to co­mo pun­to de par­ti­da un en­torno eco­nó­mi­co de pe­tró­leo ba­ra­to, ali­vio pa­ra paí­ses co­mo Es­pa­ña pe­ro azo­te pa­ra pro­duc­to­res co­mo Ve­ne­zue­la o Ru­sia, que ven en ja­que sus eco­no­mías. De he­cho, el des­plo­me del cru­do y la caí­da en pi­ca­do del ru­blo em­pu­jan al gi­gan­te ru­so ha­cia la re­ce­sión. El al­can­ce de la cri­sis ru­sa y su con­ta­gio a otros paí­ses emer­gen­tes son una de las gran­des in­cóg­ni­tas con las que arran­ca 2015. “El es­pec­ta­cu­lar co­lap­so de los pre­cios del pe­tró­leo fue una sor­pre­sa por su ve­lo­ci­dad y mag­ni­tud. Y si es­te he­cho va a ser be­ne­fi­cio­so o, por el con­tra­rio, un las­tre pa­ra el cre­ci­mien­to mun­dial va a ser la gran sor­pre­sa de 2015. El me­jor ac­ti­vo del año se­rá la ren­ta va­ria­ble, sim­ple y lla­na­men­te”, se­ña­la Burk­hard Varn­holt, di­rec­tor de in­ver­sio­nes de Ju­lius Baer.

Si en al­go coin­ci­den los ex­per­tos en sus pre­vi­sio­nes pa­ra 2015 es en que va a ser un año vo­lá­til. La re­cu­pe­ra­ción eco­nó­mi­ca se ha asen­ta­do ya en Es­ta­dos Uni­dos, que se pre­pa­ra es­te año pa­ra la pri­me­ra subida de ti­pos des­de 2008, pe­ro in­ten­ta aún con­so­li­dar­se en la zo­na eu­ro, don­de to­das las mi­ra­das es­tán pues­tas en el BCE. El aba­ra­ta­mien­to del pre­cio del pe­tró­leo ele­va la ame­na­za de de­fla­ción, aun­que tam­bién con­ten­ga el ele­men­to po­si­ti­vo de re­ba­jar la fac­tu­ra ener­gé­ti­ca de Go­bier­nos y em­pre­sas y, con ello, de im­pul­sar el cre­ci­mien­to. La apues­ta uná­ni­me, ali­men­ta­da por el pro­pio BCE, es que la ins­ti­tu­ción que pre­si­de Ma­rio Drag­hi ac­tua­rá con nue­vos es­tí­mu­los con los que ale­jar de­fi­ni­ti­va­men­te el ries­go de de­fla­ción y con­tri­buir al des­pe­gue del cré­di­to, que in­clui­rán pre­vi­si­ble­men­te la com­pra de deu­da cor­po­ra­ti­va y so­be­ra­na.

Los planes del BCE
Pe­ro el ho­ri­zon­te tam­po­co es diá­fano pa­ra los pla­nes del BCE, que siem­pre in­sis­te en que sus me­di­das de po­lí­ti­ca mo­ne­ta­ria de­ben ir acom­pa­ña­das por los es­fuer­zos en re­for­mas es­truc­tu­ra­les de los GoEl BCE abor­da­rá su pri­me­ra reunión del año, el pró­xi­mo 22 de enero, en ple­na cuen­ta atrás pa­ra las elec­cio­nes grie­gas, que se ce­le­bra­rán el día 25. La po­lí­ti­ca grie­ga ha agi­ta­do los mer­ca­dos bur­sá­ti­les en el úl­ti­mo mes, aun­que no así la deu­da so­be­ra­na, lo que se­rá sin du­da un ele­men­to me­nos de pre­sión pa­ra Ma­rio Drag­hi. En to­do ca­so, la ex­pec­ta­ti­va de que el BCE anun­cia­rá ya nue­vos es­tí­mu­los en su pri­me­ra reunión del año es ele­va­da y to­dos los ojos es­tán pues­tos en la ac­ti­va­ción de un quan­ti­ta­ti­ve ea­sing, al es­ti­lo de la Fed, que ac­ti­ve la com­pra ma­si­va de deu­da so­be­ra­na y cor­po­ra­ti­va en el mer­ca­do. Los in­ver­so­res dan por he­cha una de­ci­sión en es­te sen­ti­do, lo que ex­pli­ca los re­no­va­dos mí­ni­mos his­tó­ri­cos que mar­ca la ren­ta­bi­li­dad del con­jun­to de la deu­da pú­bli­ca de los paí­ses de la pe­ri­fe­ria eu­ro­pea. bier­nos de la zo­na eu­ro. El año que co­mien­za va a ser año elec­to­ral, con una pri­me­ra ci­ta en las elec­cio­nes ge­ne­ra­les grie­gas del pró­xi­mo 25 de enero.

Co­mi­cios en Es­pa­ña y Reino Uni­do
Gre­cia ha vuel­to a de­mos­trar su ca­pa­ci­dad pa­ra des­es­ta­bi­li­zar los mer­ca­dos, an­te la po­si­bi­li­dad de que Sy­ri­za –par­ti­do con­tra­rio a las re­ce­tas de la troi­ka y par­ti­da­rio de re­es­truc­tu­rar la deu­da grie­ga– re­sul­te ga­na­dor de los co­mi­cios, pa­ra los que par­te co­mo gran fa­vo­ri­to. Un es­ce­na­rio de en­fren­ta­mien­to del nue­vo Eje­cu­ti­vo grie­go con Bru­se­las, el FMI y el BCE des­agra­da­ría a los in­ver­so­res, aun­que su ex­po­si­ción a la eco­no­mía grie­ga sea ya muy re­du­ci­da des­pués de la qui­ta a la que el país de­bió so­me­ter su deu­da. “La si­tua­ción de la eu­ro­zo­na ac­tual­men­te dis­ta mu­cho de la de ha­ce dos años, por lo que el im­pac­to de la si­tua­ción po­lí­ti­ca en Gre­cia, que cree­mos que lo ten­drá, se­rá mu­cho más li­mi­ta­do”, apun­tan en Link Se­cu­ri­ties. Prue­ba de ello es que la deu­da so­be­ra­na del res­to de la zo­na eu­ro ape­nas se ha in­mu­ta­do en las úl­ti­mas se­ma­nas.
Ma­yor al­can­ce so­bre los mer­ca­dos po­drían te­ner las elec­cio­nes bri­tá­ni­cas y es­pa­ño­las. En Reino Uni­do, ga­na pe­so el par­ti­do UKIP, fa­vo­ra­ble a la sa­li­da del país de la Unión Eu­ro­pea. Y en Es­pa­ña, se abre pa­so Po­de­mos, par­ti­da­rio de la re­ne­go­cia­ción de la deu­da y vis­to con in­quie­tud por los in­ver­so­res.
A fal­ta de bo­la de cris­tal, los in­ver­so­res so­lo pue­den ca­li­brar el al­can­ce de las ci­tas que ya co­no­cen. Y en un en­torno de ti­pos ca­si a ce­ro y de re­cu­pe­ra­ción eco­nó­mi­ca –más evi­den­te en EE UU que en la zo­na eu­ro– la gran apues­ta de los ana­lis­tas es la Bol­sa, con po­si­cio­nes muy se­lec­ti­vas en ren­ta fi­ja.

Las materias primas vuelve a ser un referente para los inversores

oro-plata-platino-paladio

Aumenta la demanda de platino y paladio para su uso industrial. La plata está preparada para un rally alcista y el oro, pese al desplome del año pasado, continua siendo un valor refugio.

La mejora de le economía de EE.UU. y el fin de la desaceleración china, la gran consumidora de commodities, hacen que estas vuelvan a ganar atractivo inversor. Así lo señala Pioneer Investments para quienes una mayor rentabilidad de este tipo de activos dependen de la buena salud del gigante asiático y otros países emergentes gracias a la actuación de sus bancos centrales y a la ayuda de sus gobiernos.

De este modo, por primera vez en cuatro años, las materias primas vuelven a desempeñarse en positivo y según un reciente informe de ETF Securities si bien las commodities ofrecieron rentabilidad negativa los tres últimos años para este año prevén que empiecen a batir a la renta variable y es que sus índices ya lo hicieron mejor que el resto del mercado. El índice DJ-UBS Commodities, que invierte en los tres grandes sectores de energía, metales y agricultura, presenta una revalorización del 6% en lo que va de año y el CRB Materias Primas acumula una ganancia anual del 9%, no muy lejos del impresionante 11% que suma el IBEX y muy por encima del 4% que registra el DAX o el 5% del S&P 500.
Por sectores el platino y el paladio pueden sobresalir a la espera de la creciente demanda de estos metales preciosos de uso industrial y superadas las huelgas mineras en Sudáfrica. El precio del platino ha subido un 6% y el del platino un 15%. En cuanto al cobre no hay unanimidad, en parte por la importante aumento de la oferta que llega de EE.UU y China, aún así ha subido un 6,5% su precio. El petróleo ha elevado sus precios hasta máximos debido a la criss de Irak, llegando a los 114 dólares en el caso de barril de Brent. La plata está preparada para un rally alcista y los analistas lo prefieren sobre el oro tras el desplome del 2013 en el que perdió un 36% de sus valor, un motivo puede ser el aumento de la demanda china que se ha incrementado en un 17% en lo que va de año. El oro se mantendrá como lo que ha sido siempre un refugio para inversores, pese al desplome del 28% en 2013. En lo que a los cereales se refiere, la crisis ucrania ha supuesto un aumento en la cotización de maíz, trigo y soja y junto a ello la aparición de un nuevo fenómeno “El Niño” que se prevé durante el verano boreal y hasta otoño.
Un crecimiento en el que también ha tenido que ver las condiciones meteorológicas adversas de la primera parte del año así como la crisis de Irak o el corte de suministro de gas ruso a Ucrania. Independientemente de estas circunstancias y de crecimiento chino, los expertos no apuntan hacia un gran salto de la demanda con lo que los altos repuntes no llegarán todavía. En lo que sí están de acuerdo los especialistas es que la mejor estrategia pasa por la diversificación de carteras y que las materias primas son una excelente alternativa.

Tiempos de cambio en Pimco, hasta ahora el mejor y más fiable gestor de renta fija del mundo

 

Bill Gross y Mohamed El-Erian, artífices del éxito de Pimco como primer gestor de renta fija del mundo

Bill Gross y Mohamed El-Erian, artífices del éxito de Pimco como primer gestor de renta fija del mundo

Pimco, la mayor gestora de renta fija del mundo, está en crisis. En los últimos 13 meses su fondo estrella, Total Return, se vio obligado a reembolsar 60.000 millones de dólares, de los 200.000 millones que gestionaba. El motivo no es sólo  el tapering, retirada de estímulos, ejecutado por el expresidente de la Reserva Federal Ben Bernanke de mayo de 2013 sino una disputa entre el fundador del compañía en 1971, Bill Gross (69 años), encargado de la gestión y Mohamed El Erian (55) –de origen egipcio y que provenían del FMI-, encargado de las relación con el cliente y portavoz de la compañía y que se incorporó a la gestora en 1999, el mismo año en que Allianz, la mayor aseguradora de Europa, se hizo con el 70% de su capital por un valor de 3.300 millones de euros.

Esta situación no pasaría de ser una de tantas disputas en el sector financiero si no fuera porque Pimco tiene activos bajo gestión por valor de 1,94 billones de dólares (1,43 billones de euros) la que la convierte en uno de los principales acreedores privados de la deuda pública emitida por muchos países y porque el tándem directivo ha influido el mercado durante los últimos quince años hasta el extremo de acuñar expresiones como “Nueva Normalidad” mediante la cual definían un nuevo contexto económico caracterizado por un crecimiento bajo, más regulación y mayor protagonismo de las economías de países emergentes. Un concepto que fue ampliamente aceptado por los distintos círculos académicos y financieros de una gestora que durante los últimos tres lustros había apostado por la diversificación a través de la renta variable, los fondos cotizados o los hedge funds conscientes de que llegarían momentos más complicados para la renta fija.

El Wall Street Journal ha sido el medio que mejor ha seguido el disputa interna de Pimco que arrancó con un comunicado de El Erian el pasado enero anunciando su marcha arguyendo discrepancias con Gross en estrategias de inversión y la puesta en el mercado de nuevos productos, así como un cuestionamiento de las formas “dictatoriales” de éste a la hora de dirigir la gestora. A la renuncia y a los motivos, Gross respondió lacónicamente vía twitter señalando que “el compromiso de Pimco se mantiene firme, baterías cargadas al 110%. Estoy listo para otros 40 años”

Sabiendo cómo de miedoso es el dinero y que corrieron tiempos mejores para la renta fija, faltará ver cómo encajará Pimco este nuevo escenario. Su trayectoria es impecable y Bill Gross sigue batiendo al 96% de sus rivales a largo plazo, 15 años, pero durante 2013 Total Refund Found, lo hizo peor que el 74% de sus rivales directos, lo que tuvo una incidencia directa una caída del 29% en el beneficio del área de gestión de activos de Allianz. La última palabra tal vez la tome Michael Diekmann, consejero delegado del grupo asegurador alemán que ya tuvo que encajar las críticas de algunos propietarios tanto por los malos resultados como por la clara disputa mediática entre los otrora bien avenidos máximos responsables de Pimco.

… Y La Caixa y BBVA son las entidades con mayor oferta en aplicaciones

20120819-174815.jpg

Existe una fórmula común en este mundo tan cambiante, es la que relaciona dos efes: funcionalidades y fidelidad. Cuanta más vinculación tiene el usuario con el banco, mayores posibilidades ofrecen las aplicaciones.

Ibercaja (tiene cuatro apps) permite al cliente de la entidad acceder a través de ellas a la banca online y “efectuar la misma operativa financiera que en el PC”, según Carlos Fuentes, responsable de esta área en la caja.Por su parte, un peso pesado financiero, como es el Banco Santander, también dispone de aplicaciones que hacen posible la operativa básica, desde la consulta de saldos hasta la compra y venta de valores.

Eso sí, no tiene todavía aplicaciones para BlackBerry ni para Windows Phone. De hecho, BBVA y la Caixa son —de acuerdo con The Data Republic— las únicas entidades “grandes” que tienen hoy por hoy en el mercado apps para las principales plataformas existentes (iPhone, iPad, Android, BlackBerry y WindowsPhone). En concreto, el BBVA tiene 40 aplicaciones en todo el mundo, que suman más de un millón y medio de descargas. La más descargada es BBVA Móvil España (banca móvil), con 523.368 descargas en el primer trimestre de este año.

Otro gigante del que se espera su llegada a las aplicaciones en España es Citi. De momento las tiene disponibles en Polonia, Hungría, Rumanía, Rusia, Bahréin, Turquía, la República Checa y los Emiratos Árabes. Además están preparando “una aplicación para tabletas que estará disponible en algunos mercados a finales de este ejercicio o comienzos del próximo”, apuntan sin más detalles fuentes de la entidad.

Hay prisas, hay ganas y hay bastante interés en este recién descubierto negocio, porque las apps disfrutan de mucha aceptación entre sus usuarios (cuya edad oscila entre los 25 años y los 45 años), incluso en mercados como los bursátiles, que tan mal lo están pasando. Infobolsa estrenó su aplicación el 16 de julio pasado, y en apenas diez días alcanzó —aseguran— más de 7.000 descargas en iPad e iPhone. La aplicación efectúa un seguimiento de los mercados en diferido y en tiempo real (para clientes). Esta funcionalidad también la tiene la app de la agencia de valores Norbolsa, que en agosto sumó 75.000 descargas, repartidas al 50% entre Apple y Google. Además, con una estructura que se repite en este mundo. “La programación es nuestra, pero el diseño lo subcontratamos”, comenta su director de sistemas, Iñaki Varela.

También un competidor suyo, Renta 4, se ha lanzado a este coso. Lo ha hecho con una aplicación para iPhone a la que pronto esperan incorporar la opción de compra y venta de activos (Bolsa nacional, internacional y derivados), pues “técnicamente su programación resulta muy compleja”, reconoce María Alonso, responsable de marketing de la agencia bursátil.

Y en esa linde entre la complejidad y lo financiero es donde tienen las aseguradoras su patio de recreo. La estrategia de Mutua Madrileña, por ahora, es que sus apps repliquen las funciones de la página web. Aunque “no parece muy claro que nos vayan a traer más pólizas que nuestra web”, señala con sinceridad Rafael Arnedo, director de sistemas de información de la aseguradora. Y precisa: “Se están usando sobre todo para informarse, y confiamos en su potencial”. Mientras, En Ruta, la aplicación de un competidor, Línea Directa Aseguradora, lleva 26.000 descargas en un año. Dirigida a automovilistas, permite localizar el coche, rellenar partes, encontrar el vehículo en un aparcamiento y cuenta “con la función que más éxito ha tenido”, reconoce Francisco Valencia, director de gobierno corporativo: “la linterna”.

La incertidumbre por la Eurocumbre hunde el IBEX

Segundo “lunes negro” en lo que va de año, con un descenso superior al 3%

El IBEX sufre su segunda peor caída del año (-3,7%) con un prima de riesgo a 518 puntos, frente a los 480 del pasado viernes.  El escepticismo aumenta con vistas a la cumbre europea que arrancará el próximo jueves. Las reticencias de Alemania a nuevos estímulos desinflan al euro por debajo incluso de los 1,25 dólares y castigan a la deuda periférica

Al igual que la semana pasada, ésta comienza con un nuevo ‘lunes negro’, con toda la atención de los inversores puesta en la cumbre europea que comenzará el jueves. Los mercados afrontan esta cita con el precedente de los 130.000 millones de euros pactados entre Alemania, Francia, Italia y España para fomentar el crecimiento económico.

Sin embargo, las expectativas se enfrían respecto a fechas precedentes, ante las reiteradas negativas de Alemania a avanzar en algunas de las medidas propuestas para aliviar la crisis, como el uso de los fondos de rescate para comprar bonos de Italia y España. La canciller alemana, Angela Merkel, se ha encargado de echar un nuevo jarro de agua fría sobre la posibilidad de que en la cumbre de la Unión Europea (UE) se cierre un acuerdo sobre los eurobonos, tal y como desean otros países miembros. De esta forma, el optimismo previo reflejado en las últimas semanas se torna en renovadas dosis de cautela, coincidiendo con la apuesta de las firmas de inversión por deshacer posiciones tras los rebotes de las bolsas.
Con todo, el riesgo país ha repuntado desde los 480 puntos del viernes hasta acercarse a los 520 puntos. Las ventas elevan el interés exigido al bono a diez años por encima del 6,6%. Tal y como estaba previsto, el Gobierno español ha solicitado hoy formalmente el rescate de la banca, pero sin detallar la cantidad.

Las ventas se han acelerado en la renta variable europea, sobre todo en el Mib italiano, que se ha desplomado el 4%, y el Ibex, que ha perdido el 3,67%, lo que deja al selectivo en los 6.624 puntos. Han sido los pesos pesados los que han tirado para abajo del índice. Repsol ha perdido el 6,12%; Iberdrola, el 4,68% y Telefónica, el 4,61%. Los dos grandes bancos también han sufrido un duro castigo, con caídas del 5,52% para BBVA y del 4,70% para Santander. Los mayores retrocesos han correspondido a Abengoa (-8,11%), mientras que Inditex ha sido el único valor del selectivo en cerrar en positivo (+0,42%).

El MAB, refugio de la Pymes tecnológicas que buscan inversión

En EEUU, el decepcionante debut de Facebook en bolsa está desanimando a otras firmas del sector tecnológico, que preveían dar el paso al parqué entre este año y el que viene, como Kayak, Rovio, Yelp y Twitter. En España, sin embargo, el Mercado Alternativo Bursátil (MAB) constituye un refugio más estable para las empresas, una posibilidad interesante para las compañías que no tienen el tamaño suficiente para entrar en el mercado continuo, y una opción muy popular en sectores como el de las nuevas tecnologías. 

ISOCO espera salir al MAB antes de fin de año

En lo que va de año, se han producido dos salidas de tecnológicas al MAB: la operadora de telecomunicaciones Ibercom y la empresa de reclutamiento online Catenon. Para los próximos meses, están previstas las del grupo de software Isoco y el fabricante de equipos electrónicos Personal Grand Technology (más conocida como NPG).  El debut más inmediato será el de Isoco, que tiene como asesor registrado a OnetoOne Capital Partners y está previsto para mediados de año.

La empresa barcelonesa afronta, doce años después de su constitución, su plan más ambicioso: desembarcar en 12 países antes de finales de 2014. ¿Por qué el MAB? “Nos aporta reputación en el exterior. Somos una pyme con una facturación de 6 millones de euros, y el hecho de ser una empresa cotizada nos ayudará a que nuestros socios potenciales confíen en la solidez del negocio y el compromiso de nuestro equipo directivo con este proyecto”, señaló su director general, Javier Aróstegui. Por su parte, NPG espera obtener los fondos suficientes para ampliar su negocio a Latinoamérica, empezando por Colombia. “Una mayor diversificación geográfica nos ayudará a afianzar nuestra marca y a sobrellevar mejor los ciclos económicos”, asegura Enrique Cosío, presidente ejecutivo de la empresa.

La búsqueda de financiación es, así, la primera motivación para dar el salto al parqué. El portal online Bodaclick recaudó diez millones de euros con la operación, en junio de 2010. La mayor operación cerrada hasta la fecha en el MAB ha sido la de la empresa de juguetes Imaginarium, que recaudó doce millones de euros con su salida a bolsa en diciembre de 2009.

Bodaclick cerró su primer día en el mercado con una valoración de 45 millones de euros, la mayor en ese momento. Hoy, su valor bursátil está en el entorno de los 29 millones de euros. “El capital se ha empleado en financiar la expansión internacional de la empresa, que ahora está en ocho mercados”, explica José Manuel Sánchez, director financiero internacional de Bodaclick.

El directivo asegura que, además de conseguir capital, ser una empresa cotizada les ha aportado otras ventajas. “Nos ha obligado a una mayor transparencia, nos ha otorgado mayor visibilidad y nos ha permitido tener un consejo profesionalizado de alto nivel”, enumera. Por su parte, Ibercom debutó en el parqué el pasado abril con una ampliación de capital de 2,5 millones de euros. La empresa donostiarra de telecomunicaciones buscaba fondos en el MAB con los que iniciarse en el mercado de la conectividad 3G.  No obstante, y pese al reducido volumen de transacciones, tampoco el MAB se libra de la incertidumbre económica. Dieciséis de sus veintiún miembros han perdido valor desde su estreno (ver cuadro). En el lado opuesto se sitúa Gowex, especializada en la gestión de redes wi-fi. Es la firma con mayor capitalización (79 millones) y la que más se ha revalorizado (un 42,6% desde su estreno y un 27,3% en lo que va de año).

¿Salió Facebook a Bolsa sobrevalorada?

Fachada del NASDAQ, neoyorquino el día de la salida a bolsa de Facebook. Bloomberg

El 79% de 1.253 inversores, gestores y analistas estadounidenses encuestados por Bloomberg considera que los títulos de la red social no deberían haber empezado a cotizar a un precio tan alto.  La prensa estadounidense ha publicado que en los últimos días del road show previo a la OPV, los bancos de inversión colocadores ocultaron información clave a la mayoría de los inversores sobre las previsiones de crecimiento. Un grupo de inversores ha demandado a Marc Zuckerberg y a los bancos colocadores Morgan Stanley y Goldman Sachs

De ellos, solo un 3% opinó que estaban infravaloradas, mientras que un 7% apostó por que el precio de las acciones era el correcto. Un 11% admitió que desconocía cuál podía ser el precio correcto Los títulos de Facebook empezaron a cotizar a un precio de 38 dólares, el punto más alto del rango final fijado por la compañía (entre 34 y 38 dólares). Con anterioridad, la red social había establecido un rango de cotización de entre 28 y 35 dólares. Además, Facebook amplió un 25% el número de acciones que colocó en el mercado. La mayoría de los títulos colocados correspondió a los inversores que habían entrado en la empresa en las distintas rondas de financiación.

Las acciones debutaron el viernes pasado a 38 dólares, valorando la compañía en 104.000 millones de dólares (el capital colocado ascendió a 16.000 millones), y tras una sesión de gran agitación en la que llegó a subir un 14%, cerró con un leve alza con respecto al precio inicial. En las dos jornadas siguientes, Facebook acumuló un descenso del 18%.

La prensa estadounidense ha publicado que en los últimos días del road show previo a la OPV, los bancos de inversión colocadores ocultaron información clave a la mayoría de los inversores sobre las previsiones de crecimiento de la popular red social para este año. Las estimaciones eran más bajas de lo estimado inicialmente. Esta información solo fue mostrada a algunos grandes clientes de estas entidades financieras.

En este escenario, las denuncias de grupos de inversores contra la compañía, su consejero delegado, Mark Zuckerberg, y bancos colocadores como Morgan Stanley y Goldman Sachs han empezado a llegar a los tribunales estadounidenses. Según Bloomberg, un grupo de inversores presentó ayer una denuncia contra Facebook y los colocadores en un tribunal de Nueva York