Una Eurozona más fuerte fiscalmente…

El objetivo es fortalecer la deuda soberana reforzando los fondos de rescate y cerrar a los inversores privados la participación en reestructuraciones.

Angela Merkel y Nicolás Sarkozy, presentando el nuevo tratado que fortalecerá la Zona Euro

La Unión Europea acusada de inmovilismo y falta de liderazgo durante los últimos meses, avanza. Los líderes europeos han dado hoy un salto adelante en la consolidación fiscal de la eurozona con el que confían en devolver la confianza en la deuda soberana, tras haber reforzado sus fondos de rescate y zanjado la opción de que los inversores privados puedan participar en reestructuraciones.

El Reino Unido se quedó solo en su rechazo al nuevo tratado para reforzar la disciplina fiscal en la zona euro y salir de la crisis, al que previsiblemente se sumarán los demás miembros de la UE, después de que Londres se excluyó al no lograr incluir sus objetivos. “Reafirmamos con claridad que las decisiones adoptadas sobre la deuda griega en julio (cuando se pactaron quitas voluntarias del 50 por ciento) tienen un carácter único y excepcional”, reza la declaración conjunta de los jefes de estado o de gobierno de la eurozona emitida hoy.

Con ella se apaga el fuego avivado hace más de un año con las declaraciones de la canciller alemana, Ángela Merkel, en Deauville, consideradas como fundamentales para la escalada de las primas de riesgo de países como España por encima de los cuatrocientos puntos básicos.

El 18 de octubre de 2010 la canciller afirmaba que “habrá que revisar los tratados para que en el caso de que se produzca una nueva crisis, estén asociados los acreedores privados”, ya que “cada cual tiene que asumir sus responsabilidades”. Hoy Merkel ha reconocido que aquel paso “ha contribuido de alguna manera a la incertidumbre”, pero ha insistido en que existían “preocupaciones importantes” sobre la posibilidad de que Grecia tuviera que sufrir una reestructuración, por lo que sus palabras “en el fondo” fueron “correctas”.

Suecia, República Checa y Hungría se desmarcaron hoy claramente del escepticismo británico al expresar su disposición a participar en el pacto intergubernamental para restaurar la confianza en la zona del euro, aunque indicaron que necesitarán consultar a sus parlamentos nacionales.

Los 17 países que comparten la moneda única, más Bulgaria, Dinamarca, Letonia, Lituania, Polonia y Rumanía ya habían expresado a primera hora de la mañana su intención de sumarse al proceso, del que aún deben concretarse cuestiones como el papel que desempeñarán las instituciones comunitarias.

“Habríamos preferido un cambio completo del tratado a Veintisiete, pero al no lograr una decisión unánime tuvimos que adoptar otra decisión”, explicó el presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, al término del encuentro.

Al no implicar a todos los miembros de la UE, el nuevo tratado no será comunitario sino de internacional (igual que era el Tratado de Schengen antes de ser asimilado en la legislación comunitaria).

Por ello, Van Rompuy reconoció que esta vía implica “ciertos obstáculos” en relación a la participación de las instituciones europeas en el cumplimiento del tratado, pero confió en poder superarlos.

El primer ministro de Luxemburgo y presidente del Eurogrupo, Jean-Claude Juncker, opinó que la negativa británica a sumarse al acuerdo perjudica tanto al Reino Unido, como a los Veintisiete. Juncker dijo que la exclusión de los británicos es un problema para la UE, “porque no es bueno que Londres se quede al margen”, pero también para los británicos, ya que “si quieren jugar un papel central en Europa, tienen que ser parte de todas las políticas comunes que estamos desarrollando”. “Un país que no es parte del proceso político, sale perdiendo”, señaló Juncker.

El presidente del Ejecutivo comunitario, José Manuel Durao Barroso, se pronunció en la misma línea: “en términos del papel de las instituciones se pueden hacer muchas cosas con este tratado”, si bien admitió que “algunas de las decisiones son un poco complicadas, estamos examinándolas y creemos que se encontrará una buena solución”.

Barroso destacó, no obstante, que aunque habría sido más sencillo contar con un acuerdo apoyado por todos los socios europeos, esta nueva vía a 26 “será probablemente más rápida”.

La canciller alemana, Angela Merkel, coincidió en que el proceso “será muy rápido”, ya que “a principios de marzo debería estar listo el tratado, que se ratificará inmediatamente”. Merkel se mostró satisfecha con el resultado, después de haber logrado numerosas concesiones de sus socios europeos, como posponer la emisión común de deuda (eurobonos), y consideró que esta cumbre marca “un punto de inflexión hacia una unión de estabilidad”.

Sin embargo, el primer ministro italiano, Mario Monti, ha asegurado que se han producido avances en las negociaciones para una futura emisión de eurobonos.

Anuncios

Acerca de eycom
Eycom is a full-service independent firm specializing in Public Relations. Eycom's philosophy starts understanding customers and markets and developing powerful messages, programs and tools to create awareness for our clients and their innovations.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: