La economía global se ralentiza: estos son los factores que explican el riesgo de una crisis en 2016

  • Del Banco de España al World Economic Fórum, varios organismos evalúan los puntos débiles de la economía mundial en la que cada vez se oye más hablar de una crisis inminente
  • La crisis migratoria es uno de los fenómenos cuyo riesgo se ha agravado en los últimos tiempos, mientras que el alto desempleo ya tiene un largo recorrido en la economía global
  • La situación de China, la bajada del precio del petróleo y el cambio climático son otros de los aspectos a tener en cuenta, debido a que una mala gestión tendría importantes consecuencias en el devenir económico mundial
desempleo-decima-japon-enero-situo_ediima20160301_0030_18

Fuente EFE.

(Información de Eldiario.es Economia) En líneas generales la Organización de las Naciones Unidas, el Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional confluyen en sus perspectivas de crecimiento mundial hacia la misma consecuencia en la economía global para el año 2016: la ralentización de la economía. La variedad llega en las causas a las que apuntan, que van desde la debilidad en la recuperación de los mercados emergentes para pasar por la reducción en la demanda de materias primas o la tendencia a la baja en el nivel de las inversiones.

Los informes de estas instituciones ponen el foco en las causas y consecuencias de la situación actual pero, haciendo la comparación de la economía con Aquiles, presentan varios talones cuya desatención pueden derivar -o ya lo está haciendo- en importantes crisis de índole económica.  Las investigaciones del World Economic Forum (WEF),  la aseguradora Aon o el Banco de España en su ‘Boletin económico’ marcan los puntos débiles y analizan los riesgos de mayor envergadura a los que se enfrenta la economía global en este 2016.

refugees_edifil20160329_0001

La crisis migratoria

En los últimos tiempos la crisis migratoria viene ocupando portadas, reportajes y espacios televisivos, demostrando así la importancia capital de este fenómeno constante en la historia pero agravado últimamente. Las guerras, con Siria e Irak como puntos más conflictivos; las insoportables condiciones sociales y económicas en territorios como Eritrea o las consecuencias del cambio climático, reflejadas en casos como las inundaciones que azotaron Kenia en 2013 obligan a millones de personas a abandonar sus hogares buscando refugio en un lugar más seguro y próspero.

Pese a que como señalamos en este artículo la migración ofrece múltiples beneficios económicos, los retos que plantea son mayúsculos y determinarán el futuro inmediato de la economía mundial, de ahí que el World Economic Forum lo considere el mayor riesgo actual. Su informe distingue varios desafíos en este apartado: la financiación local y su capacidad de absorción de nueva población, la polarización de la sociedad en cuanto al debate sobre la inmigración que afecta a la eficiencia de los gobiernos, una arquitectura global incapaz de responder a los retos planteados y la mala situación de los personas cuando se trasladan a otro país.

 

El precio del petróleo

En su mapa de Riesgo Político y Económico de 2016, la aseguradora internacional Aon sitúa la bajada del precio de los carburantes como uno de los aspectos a tener en cuenta por la Economía en este año. Como se explicaba en este análisis, la caída ha impulsado a economías desarrolladas y dependientes de esta materia como España, pero a la larga puede suponer un enorme riesgo para la recuperación económica.

Son varios los países beneficiados de la situación, principalmente por sus bajos costes de extracción que les permiten mantener su nivel de producción sin grandes variaciones, por el beneficio que obtienen de la caída en la producción de sus competidores. Arabia Saudí, Kuwait o Irán son tres de los ganadores de la contienda, dejando sobre la lona a naciones como los Estados Unidos -que ha visto paralizada su apuesta por el fracking-, Rusia o Venezuela. Incluso hay países como Nigeria o Azerbaiyán que han tenido que pedir préstamos a entidades supranacionales para compensar en sus balances el déficit provocado por los precios del crudo.

Como apunta Aon en su informe, los países con instituciones más sólidas y mayores reservas de moneda extranjera ostentan una mejor posición para minimizar riesgos, especialmente los derivados de la deuda soberana y el cambio de divisa. Asimismo, la tensiones a consecuencia de la caída en el precio del petróleo entre los países también puede afectar a la seguridad entre países vecinos, con Irak, Argelia, Libia o Siria como focos más probables.

Incluso el riesgo de una nueva burbuja financiera a raíz de la crisis del petróleo surge en el horizonte. Como consecuencia del petróleo barato, la agencia de calificación  Fitch prevé una tasa de impagos en 2016 del 4,5%, que “en el caso de las energéticas podría llegar hasta el 11%, un nivel nunca visto en lo que va de siglo”. El riesgo es más que evidente.

desempleo_edifil20160329_0002Desempleo

El alto número de personas paradas es probablemente junto a la crisis migratoria los dos grandes problemas actuales a los que se enfrenta la Unión Europea, muy relevante en el caso de España, para la que el Banco de España da un nivel de paro del 20% para todo el ejercicio. El estudio explica como la falta de empleo se percibe como el mayor riesgo hasta en 41 países, demostrando así su disposición como un problema global.

Las áreas que señala como afectadas pasan por el impedimento que suponen para el crecimiento económico, muchas veces llevándolo a la recesión. También apuntan a su influencia en la estabilidad social y en el cambio del mercado laboral, haciendo hincapié en la sobrecualificación de los trabajadores en empleos que requieren un menor nivel ante la ausencia de trabajos acordes.

World Economic Forum determina que el paro estructural ha aumentado en las grandes economías desde 2007, incluso en los lugares donde ha habido crecimiento económico. En el siguiente gif elaborado por Quartz se puede apreciar la evolución del desempleo a nivel mundial desde 1991 y las fluctuaciones que ha ido sufriendo.

La situación de China

Los datos oficiales del Banco Mundial sitúan a China como el segundo mayor PIB del mundo, solo por detrás de Estados Unidos gracias a un crecimiento exponencial de su economía en los últimos años. De ahí que cualquier estornudo del gigante asiático sea analizado con lupa por el resto del mundo ante la influencia en el devenir global que han adquirido. Como analiza Aon, “el ajuste y desaceleración de la segunda mayor economía mundial puede convertirse en un reto para los vecinos y principales socios comerciales de China”.

Desde el 2015 China viene emitiendo señales difusas en su marcha económica a las que poco contribuye la opacidad informativa de sus instituciones oficiales. La previsión de crecimiento del 7% para este año, una cifra menor a la que viene apuntando en los últimos años, las devaluaciones a las que ha sometido recientemente al yuan y su cambio de modelo centrado en el consumo interno en detrimento de las exportaciones son percibidos como grandes riesgos por la economía mundial. El propio Fondo Monetario Internacional (FMI) tuvo que rectificar sus previsiones de crecimiento globales entre otros motivos por la desaceleración económica del gigante asiático.

De hecho, la política exportadora de China en los últimos tiempos, especialmente en materias como el hierro, aluminio o acero afecta de lleno a economías nacionales. Por ejemplo, la industria exportadora española liderada por el sector del acero  viene denunciando la sobreproducción del país oriental, que termina por bajar los precios de mercado, lo que deriva en que productos como los españoles no puedan competir ante la bajada de precios general.

cambio-climatico_edifil20160331_0001

El cambio climático

Cuando Laurent Fabius, presidente de la Cumbre del Clima celebrada en París,anunció el texto definitivo que sentaba las bases para garantizar un futuro sostenible y respetuoso por el medioambiente, espoleados por el alarmante crecimiento de efectos como la subida de la temperatura global, las implicaciones económicas del asunto estaban más presentes que nunca.

El World Economic Forum no duda en señalar el fenómeno del cambio climático como un riesgo para la economía, no solo para este año sino también a largo plazo. Entre las consecuencias su informe destaca dos: los que afectan a nivel alimenticio y al sanitario. En el plano de la seguridad alimentaria, el estudio incide en como no atajar el problema tiene altos costes tanto a nivel de producción como de consumo, y es sobre todo en el primero donde el cambio climático tiene un mayor efecto negativo. Asimismo, el aumento de las temperaturas en todo el mundo promueve la aparición de nuevas enfermedades o la propagación de algunas acotadas a un territorio o clima concretos. De ahí que pongan el foco en el coste económico de afrontar las enfermedades, especialmente las infecciosas. Se ha visto recientemente con el Ébola o actualmente con el virus Zika el impacto sobre el turismo, que siempre se resiente cuando el riesgo de contraer una enfermedad infecciosa se incrementa.

El cuidado de la Naturaleza se ha convertido en prioritario, y hay numerosos estudios que demuestran como no hacer nada ante el cambio climático tiene costes económicos además de los medioambientales,  como ya desgranamos aquí en un articulo. Citigroup concluyó en un estudio que la inacción ante este fenómeno tendría un coste de 65 billones de euros hasta el 2050, todo ello sin tener en cuenta los acontecimientos impredecibles del clima. También los 507 mil millones de dólares en pérdidas que supondría el aumento del nivel del mar de aquí al 2100 dan cuenta de la importancia del impacto en la economía de la lucha contra el cambio climático.

 

Anuncios

¿Será 2015 el año de la Bol­sa….pese al petróleo?

Los ti­pos ca­si a ce­ro em­pu­jan ha­cia la ren­ta va­ria­ble, en un en­torno vo­lá­til mar­ca­do por la caí­da del cru­do, los ban­cos cen­tra­les y las ci­tas elec­to­ra­les El BCE sal­drá a es­ce­na el 22 de enero

La rec­ta fi­nal de 2014 ha des­ba­ra­ta­do to­das las pre­vi­sio­nes que ha­bían avan­za­do los ana­lis­tas al ini­cio del ejer­ci­cio. La reali­dad re­sul­ta im­pre­vi­si­ble y a co­mien­zos del pa­sa­do año na­da ha­cía pre­sa­giar un de­rrum­be del pre­cio del pe­tró­leo tan con­tun­den­te co­mo el re­gis­tra­do en los dos úl­ti­mos me­ses de 2014. El nue­vo año arran­ca aho­ra ba­jo el nue­vo es­ce­na­rio que im­po­ne un cru­do en mí­ni­mos de ha­ce cin­co años, que sin du­da ac­tua­rá co­mo un cla­ro es­tí­mu­lo pa­ra el cre­ci­mien­to –al me­nos en los paí­ses im­por­ta­do­res de es­ta ma­te­ria pri­ma– pe­ro que es re­fle­jo tam­bién de una me­nor de­man­da en una eco­no­mía glo­bal que no ter­mi­na de arran­car. Las con­se­cuen­cias de un pre­cio del pe­tró­leo que aho­ra ron­da los 60 dó­la­res el ba­rril, ca­si el 50% me­nos del pre­cio al que co­ti­za­ba ha­ce seis me­ses, se­rán la gran va­ria­ble que mar­ca­rá el pre­sen­te ejer­ci­cio, en el que los fac­to­res geo­po­lí­ti­cos pro­me­ten te­ner ma­yor pe­so que en 2014.

Las pre­vi­sio­nes de mer­ca­do pa­ra 2015 to­man por tan­to co­mo pun­to de par­ti­da un en­torno eco­nó­mi­co de pe­tró­leo ba­ra­to, ali­vio pa­ra paí­ses co­mo Es­pa­ña pe­ro azo­te pa­ra pro­duc­to­res co­mo Ve­ne­zue­la o Ru­sia, que ven en ja­que sus eco­no­mías. De he­cho, el des­plo­me del cru­do y la caí­da en pi­ca­do del ru­blo em­pu­jan al gi­gan­te ru­so ha­cia la re­ce­sión. El al­can­ce de la cri­sis ru­sa y su con­ta­gio a otros paí­ses emer­gen­tes son una de las gran­des in­cóg­ni­tas con las que arran­ca 2015. “El es­pec­ta­cu­lar co­lap­so de los pre­cios del pe­tró­leo fue una sor­pre­sa por su ve­lo­ci­dad y mag­ni­tud. Y si es­te he­cho va a ser be­ne­fi­cio­so o, por el con­tra­rio, un las­tre pa­ra el cre­ci­mien­to mun­dial va a ser la gran sor­pre­sa de 2015. El me­jor ac­ti­vo del año se­rá la ren­ta va­ria­ble, sim­ple y lla­na­men­te”, se­ña­la Burk­hard Varn­holt, di­rec­tor de in­ver­sio­nes de Ju­lius Baer.

Si en al­go coin­ci­den los ex­per­tos en sus pre­vi­sio­nes pa­ra 2015 es en que va a ser un año vo­lá­til. La re­cu­pe­ra­ción eco­nó­mi­ca se ha asen­ta­do ya en Es­ta­dos Uni­dos, que se pre­pa­ra es­te año pa­ra la pri­me­ra subida de ti­pos des­de 2008, pe­ro in­ten­ta aún con­so­li­dar­se en la zo­na eu­ro, don­de to­das las mi­ra­das es­tán pues­tas en el BCE. El aba­ra­ta­mien­to del pre­cio del pe­tró­leo ele­va la ame­na­za de de­fla­ción, aun­que tam­bién con­ten­ga el ele­men­to po­si­ti­vo de re­ba­jar la fac­tu­ra ener­gé­ti­ca de Go­bier­nos y em­pre­sas y, con ello, de im­pul­sar el cre­ci­mien­to. La apues­ta uná­ni­me, ali­men­ta­da por el pro­pio BCE, es que la ins­ti­tu­ción que pre­si­de Ma­rio Drag­hi ac­tua­rá con nue­vos es­tí­mu­los con los que ale­jar de­fi­ni­ti­va­men­te el ries­go de de­fla­ción y con­tri­buir al des­pe­gue del cré­di­to, que in­clui­rán pre­vi­si­ble­men­te la com­pra de deu­da cor­po­ra­ti­va y so­be­ra­na.

Los planes del BCE
Pe­ro el ho­ri­zon­te tam­po­co es diá­fano pa­ra los pla­nes del BCE, que siem­pre in­sis­te en que sus me­di­das de po­lí­ti­ca mo­ne­ta­ria de­ben ir acom­pa­ña­das por los es­fuer­zos en re­for­mas es­truc­tu­ra­les de los GoEl BCE abor­da­rá su pri­me­ra reunión del año, el pró­xi­mo 22 de enero, en ple­na cuen­ta atrás pa­ra las elec­cio­nes grie­gas, que se ce­le­bra­rán el día 25. La po­lí­ti­ca grie­ga ha agi­ta­do los mer­ca­dos bur­sá­ti­les en el úl­ti­mo mes, aun­que no así la deu­da so­be­ra­na, lo que se­rá sin du­da un ele­men­to me­nos de pre­sión pa­ra Ma­rio Drag­hi. En to­do ca­so, la ex­pec­ta­ti­va de que el BCE anun­cia­rá ya nue­vos es­tí­mu­los en su pri­me­ra reunión del año es ele­va­da y to­dos los ojos es­tán pues­tos en la ac­ti­va­ción de un quan­ti­ta­ti­ve ea­sing, al es­ti­lo de la Fed, que ac­ti­ve la com­pra ma­si­va de deu­da so­be­ra­na y cor­po­ra­ti­va en el mer­ca­do. Los in­ver­so­res dan por he­cha una de­ci­sión en es­te sen­ti­do, lo que ex­pli­ca los re­no­va­dos mí­ni­mos his­tó­ri­cos que mar­ca la ren­ta­bi­li­dad del con­jun­to de la deu­da pú­bli­ca de los paí­ses de la pe­ri­fe­ria eu­ro­pea. bier­nos de la zo­na eu­ro. El año que co­mien­za va a ser año elec­to­ral, con una pri­me­ra ci­ta en las elec­cio­nes ge­ne­ra­les grie­gas del pró­xi­mo 25 de enero.

Co­mi­cios en Es­pa­ña y Reino Uni­do
Gre­cia ha vuel­to a de­mos­trar su ca­pa­ci­dad pa­ra des­es­ta­bi­li­zar los mer­ca­dos, an­te la po­si­bi­li­dad de que Sy­ri­za –par­ti­do con­tra­rio a las re­ce­tas de la troi­ka y par­ti­da­rio de re­es­truc­tu­rar la deu­da grie­ga– re­sul­te ga­na­dor de los co­mi­cios, pa­ra los que par­te co­mo gran fa­vo­ri­to. Un es­ce­na­rio de en­fren­ta­mien­to del nue­vo Eje­cu­ti­vo grie­go con Bru­se­las, el FMI y el BCE des­agra­da­ría a los in­ver­so­res, aun­que su ex­po­si­ción a la eco­no­mía grie­ga sea ya muy re­du­ci­da des­pués de la qui­ta a la que el país de­bió so­me­ter su deu­da. “La si­tua­ción de la eu­ro­zo­na ac­tual­men­te dis­ta mu­cho de la de ha­ce dos años, por lo que el im­pac­to de la si­tua­ción po­lí­ti­ca en Gre­cia, que cree­mos que lo ten­drá, se­rá mu­cho más li­mi­ta­do”, apun­tan en Link Se­cu­ri­ties. Prue­ba de ello es que la deu­da so­be­ra­na del res­to de la zo­na eu­ro ape­nas se ha in­mu­ta­do en las úl­ti­mas se­ma­nas.
Ma­yor al­can­ce so­bre los mer­ca­dos po­drían te­ner las elec­cio­nes bri­tá­ni­cas y es­pa­ño­las. En Reino Uni­do, ga­na pe­so el par­ti­do UKIP, fa­vo­ra­ble a la sa­li­da del país de la Unión Eu­ro­pea. Y en Es­pa­ña, se abre pa­so Po­de­mos, par­ti­da­rio de la re­ne­go­cia­ción de la deu­da y vis­to con in­quie­tud por los in­ver­so­res.
A fal­ta de bo­la de cris­tal, los in­ver­so­res so­lo pue­den ca­li­brar el al­can­ce de las ci­tas que ya co­no­cen. Y en un en­torno de ti­pos ca­si a ce­ro y de re­cu­pe­ra­ción eco­nó­mi­ca –más evi­den­te en EE UU que en la zo­na eu­ro– la gran apues­ta de los ana­lis­tas es la Bol­sa, con po­si­cio­nes muy se­lec­ti­vas en ren­ta fi­ja.

Las materias primas vuelve a ser un referente para los inversores

oro-plata-platino-paladio

Aumenta la demanda de platino y paladio para su uso industrial. La plata está preparada para un rally alcista y el oro, pese al desplome del año pasado, continua siendo un valor refugio.

La mejora de le economía de EE.UU. y el fin de la desaceleración china, la gran consumidora de commodities, hacen que estas vuelvan a ganar atractivo inversor. Así lo señala Pioneer Investments para quienes una mayor rentabilidad de este tipo de activos dependen de la buena salud del gigante asiático y otros países emergentes gracias a la actuación de sus bancos centrales y a la ayuda de sus gobiernos.

De este modo, por primera vez en cuatro años, las materias primas vuelven a desempeñarse en positivo y según un reciente informe de ETF Securities si bien las commodities ofrecieron rentabilidad negativa los tres últimos años para este año prevén que empiecen a batir a la renta variable y es que sus índices ya lo hicieron mejor que el resto del mercado. El índice DJ-UBS Commodities, que invierte en los tres grandes sectores de energía, metales y agricultura, presenta una revalorización del 6% en lo que va de año y el CRB Materias Primas acumula una ganancia anual del 9%, no muy lejos del impresionante 11% que suma el IBEX y muy por encima del 4% que registra el DAX o el 5% del S&P 500.
Por sectores el platino y el paladio pueden sobresalir a la espera de la creciente demanda de estos metales preciosos de uso industrial y superadas las huelgas mineras en Sudáfrica. El precio del platino ha subido un 6% y el del platino un 15%. En cuanto al cobre no hay unanimidad, en parte por la importante aumento de la oferta que llega de EE.UU y China, aún así ha subido un 6,5% su precio. El petróleo ha elevado sus precios hasta máximos debido a la criss de Irak, llegando a los 114 dólares en el caso de barril de Brent. La plata está preparada para un rally alcista y los analistas lo prefieren sobre el oro tras el desplome del 2013 en el que perdió un 36% de sus valor, un motivo puede ser el aumento de la demanda china que se ha incrementado en un 17% en lo que va de año. El oro se mantendrá como lo que ha sido siempre un refugio para inversores, pese al desplome del 28% en 2013. En lo que a los cereales se refiere, la crisis ucrania ha supuesto un aumento en la cotización de maíz, trigo y soja y junto a ello la aparición de un nuevo fenómeno “El Niño” que se prevé durante el verano boreal y hasta otoño.
Un crecimiento en el que también ha tenido que ver las condiciones meteorológicas adversas de la primera parte del año así como la crisis de Irak o el corte de suministro de gas ruso a Ucrania. Independientemente de estas circunstancias y de crecimiento chino, los expertos no apuntan hacia un gran salto de la demanda con lo que los altos repuntes no llegarán todavía. En lo que sí están de acuerdo los especialistas es que la mejor estrategia pasa por la diversificación de carteras y que las materias primas son una excelente alternativa.

La CNMC pide un mayor control sobre los lobbies

image

El presidente de la CNMC, José María Marín Quemada,  quiere una mayor luz sobre la legislación que afecta a los grupos de presión

El presidente de la Comisión Nacional de los Mercados y de la Competencia (CNMC), José María Marín Quemada, abogó ayer por “una regulación más extensa” de los grupos de presión, los denominados lobbies, para que actúen con mayor transparencia. Para leer su discurso clique aquí

Durante una jornadas organizadas por la Apie en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP), Marín Quemada explicó que en muchos casos la actividad “legítima de estos lobbies se confunde a menudo con la de las organizaciones empresariales, con lo que con mayor regulación se lograría aflorar todas sus características y ponerlas en conocimiento de la sociedad”. En su opinión “extender la normativa ayudaría a todos, también a los propios lobbies”. No obstante, matizó que la regulación debería ser “la necesaria y proporcional a cada uno de los sectores”. Por otro lado, la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) considera una buena noticia el proceso abierto por el Consejo de Ministros el pasado 13 de junio al lanzar la apertura del tráfico de viajeros por ferrocarril por el corredor de Levante.

Aunque desde el supervisor se aboga porque la liberalización, de la que discrepan algunos empresarios,  sea lo más amplia posible, valoran el paso dado desde el Ministerio de Fomento, ya que, al tratarse de una industria de red, se requiere prudencia en la toma de decisiones que afectan a la regulación y a la competencia. Fuentes próximas a la CNMC subrayan que el Gobierno aún no ha solicitado un dictamen sobre el modelo elegido para romper el monopolio de Renfe, pero subrayan que en España existen precedentes sobre la liberalización de industrias de red como, por ejemplo, el sector de las telecomunicaciones, comercio electrónico y el de la energía, entre otros. En su opinión, la liberalización en estos sectores se han traducido en beneficio para el ciudadano con más oferta y precios más asequibles. La posición de la CNMC va en línea con los argumentos empleados por la Comisión Europea para quien la competencia en el ferrocarril de viajeros es una forma de reducir costes de los billetes y mejorar la calidad del servicio. La regulación va a la zaga. De acuerdo a un estudio de Burson-Marsteller y Cariotipo MH5, en España el 46% de los políticos encuestados denuncia que la falta de transparencia es el aspecto más negativo de la actividad de lobby. Asimismo, el 93% opina que el lobby no está suficientemente regulado y el 34% veía útil hacer un registro obligatorio.

Esther Koplowitz confia en George Soros para mantener su control sobre FCC

image

George Soros, el hombre que en 1992 hizo tambalear a la libra esterlina y ganó 1.000 milones de dolares en horas

Si la empresaria no logra refinanciar 1.000 millones de euros antes de agosto los bancos podrían ser los nuevos propietarios. Soros ya salió al rescate en diciembre de 2013 al pagar un vencimiento de 47 millones de euros. Algunas fuentes sañalan que Soros ya controla un 7% de la constructora

El inversor británico de origen húngaro George Soros ha contratado los servicios del despacho Cuatrecasas para analizar la compra de la deuda de BBVA y Bankia con Esther Koplowitz, la accionista de control de FCC. La empresaria, que controla la constructora a través de una sociedad (B-1998) y  que tiene el 50,1% de las acciones del grupo, debe 1.000 millones de euros y tiene que refinanciar ese pasivo antes de agosto, ya que, de lo contrario, los bancos podrían quedarse con FCC al ejecutar las garantías. Antes de dar ese paso, los bancos buscan una salida menos dañina para sus intereses (convertirse en los nuevos dueños de FCC) y menos dramática para Esther Koplowitz y su familia, alma mater de FCC. Según las fuentes consultadas, BBVA lidera las conversaciones destinadas a traspasar total o parcialmente la deuda a un nuevo o nuevos inversores.
El tiempo se agota y Soros figura como uno de los grandes inversores con fondos suficientes para abordar una operación de estas características. El inversor ya salió al rescate de Esther Koplowitz en diciembre al comprarle un 3,8% de la empresa para pagar un vencimiento de 47 millones de euros. Soros aún no ha aflorado su participación real en los registros de la CNMV, ya que, según las fuentes consultadas, está diluida en distintos instrumentos que, en algún momento, han podido sumar hasta un 7% de la empresa. “Es un inversor relevante”, apuntan, en cualquier caso. De llegar a un acuerdo con los bancos, Soros se convertiría en el máximo acreedor de FCC, con el propósito de capitalizar la deuda para, en una segunda fase, convertirse en el nuevo accionista de referencia de FCC.
En todo caso, se trataría de una solución muy dura para Esther Koplowitz, que siempre ha puesto como línea roja en las negociaciones de su deuda mantener más de la mitad de FCC. Según las fuentes consultadas, en las actuales condiciones va a ser muy complicado que la empresaria mantenga ese rol industrial predominante. FCC celebra el lunes junta de accionistas y ése será uno de los asuntos que, probablemente, se comente en la asamblea.

Tiempos de cambio en Pimco, hasta ahora el mejor y más fiable gestor de renta fija del mundo

 

Bill Gross y Mohamed El-Erian, artífices del éxito de Pimco como primer gestor de renta fija del mundo

Bill Gross y Mohamed El-Erian, artífices del éxito de Pimco como primer gestor de renta fija del mundo

Pimco, la mayor gestora de renta fija del mundo, está en crisis. En los últimos 13 meses su fondo estrella, Total Return, se vio obligado a reembolsar 60.000 millones de dólares, de los 200.000 millones que gestionaba. El motivo no es sólo  el tapering, retirada de estímulos, ejecutado por el expresidente de la Reserva Federal Ben Bernanke de mayo de 2013 sino una disputa entre el fundador del compañía en 1971, Bill Gross (69 años), encargado de la gestión y Mohamed El Erian (55) –de origen egipcio y que provenían del FMI-, encargado de las relación con el cliente y portavoz de la compañía y que se incorporó a la gestora en 1999, el mismo año en que Allianz, la mayor aseguradora de Europa, se hizo con el 70% de su capital por un valor de 3.300 millones de euros.

Esta situación no pasaría de ser una de tantas disputas en el sector financiero si no fuera porque Pimco tiene activos bajo gestión por valor de 1,94 billones de dólares (1,43 billones de euros) la que la convierte en uno de los principales acreedores privados de la deuda pública emitida por muchos países y porque el tándem directivo ha influido el mercado durante los últimos quince años hasta el extremo de acuñar expresiones como “Nueva Normalidad” mediante la cual definían un nuevo contexto económico caracterizado por un crecimiento bajo, más regulación y mayor protagonismo de las economías de países emergentes. Un concepto que fue ampliamente aceptado por los distintos círculos académicos y financieros de una gestora que durante los últimos tres lustros había apostado por la diversificación a través de la renta variable, los fondos cotizados o los hedge funds conscientes de que llegarían momentos más complicados para la renta fija.

El Wall Street Journal ha sido el medio que mejor ha seguido el disputa interna de Pimco que arrancó con un comunicado de El Erian el pasado enero anunciando su marcha arguyendo discrepancias con Gross en estrategias de inversión y la puesta en el mercado de nuevos productos, así como un cuestionamiento de las formas “dictatoriales” de éste a la hora de dirigir la gestora. A la renuncia y a los motivos, Gross respondió lacónicamente vía twitter señalando que “el compromiso de Pimco se mantiene firme, baterías cargadas al 110%. Estoy listo para otros 40 años”

Sabiendo cómo de miedoso es el dinero y que corrieron tiempos mejores para la renta fija, faltará ver cómo encajará Pimco este nuevo escenario. Su trayectoria es impecable y Bill Gross sigue batiendo al 96% de sus rivales a largo plazo, 15 años, pero durante 2013 Total Refund Found, lo hizo peor que el 74% de sus rivales directos, lo que tuvo una incidencia directa una caída del 29% en el beneficio del área de gestión de activos de Allianz. La última palabra tal vez la tome Michael Diekmann, consejero delegado del grupo asegurador alemán que ya tuvo que encajar las críticas de algunos propietarios tanto por los malos resultados como por la clara disputa mediática entre los otrora bien avenidos máximos responsables de Pimco.

….mientras Romney pierde 847 amigos de facebook a la hora

La derrota es huérfana, Romney pierde más de 800 seguidores de FB a la hora

Al parecer los amigos en Facebook del republicano Mitt Romney no lo eran de verdad, porque en tres días después a su derrota frente a Barack Obama por la presidencia de los Estados Unidos, su página en esta red social ha tenido más de 50.000 abandonos, o «unlikes» ( no me gusta) de los usuarios.

Según reseña el portal de noticias tenológicas, Mashable, tanto Romney como Obama ganaron muchos seguidores en Twitter y Facebook en la noche del martes de las elecciones. Pero quien más ganó fue Obama según las cuentas presentadas por «San Francisco Chronicle», ya que el demócrata reelecto tuvo cinco veces más seguidores en ambas redes que el republicano.

Sin embargo, parte de lo que había ganado Romney en este tiempo, lo fue perdiendo una vez dados los resultados electorales, y con mucha rapidez. Mashable señala que desde el martes, más de 55.025 usuarios han dado «unlike» a una velocidad de aproximadamente 847 por hora. Todo no es tan malo, en realidad, Romney ha ganado en total, entre nuevos y desilusionados, cerca de 17.601 seguidores desde que perdió las elecciones. Aunque Mashable atribuye este fenómeno —muy extraño— a cuentas robots «bot» y no a cuentas reales, de humanos verdaders, ya que Romney no ha «tuiteado» nada desde el día de las elecciones.

«Con su ayuda vamos a convertir un mejor país y conseguir que a América retorne la properidad. Por favor, vote hoy», este fue su último tuit. Expetos han calculado, gracias al portal statuspeople.com, que de 1.776.751 de seguidores que el republicano tiene en Twitter, solo el 42% son reales, 24% son falsos, y un 34% son de usuarios inactivos.

Romney, por su parte ha estado más activo en Facebook desde su derrota, aunque de manera muy pobre. Ha actualizado la página dos veces, con una foto suya frente a la multitud titulada «Gracias» y una foto superior y similar con su firma.